especialistas en
comercio
hostelería
markets

El tóner, la tinta o el papel son consumibles que casi cualquier negocio utiliza a diario. Los cartuchos de tinta o tóner no se caracterizan por ser especialmente baratos, por lo que a continuación te dejamos algunos consejos para ahorrar en este tipo de productos.

Utiliza consumibles de calidad y compatibles con tu equipo

En general los consumibles originales son más caros que los compatibles, aunque también presentan ventajas como estar diseñados específicamente para la marca de tu impresora u ofrecer una calidad muy alta en la impresión. Si te decantas por esta opción, en Oligal distribuimos consumibles originales de todas las marcas: HP, Epson, Brother, etc.

En cuanto a los compatibles, se suele pensar que la calidad que ofrecen es inferior, pero no siempre ocurre así. En Oligal nos decantamos sin duda por Openprint. ¿Por qué? Pues porque Openprint ofrece en todos sus consumibles una garantía de por vida, lo que asegura la calidad de sus productos. Además están fabricados con materiales respetuosos con el medio ambiente, factor que cada vez tiene mayor importancia para muchos negocios. También cuentan con un catálogo de más de 3000 referencias, lo que la convierte en una marca de gran alcance. Lo mejor de todo es que el ahorro con respecto al producto original es como mínimo del 40%, llegando en algunos casos a más del 100%. Parecen motivos suficientes para darle una oportunidad a los compatibles, ¿no crees?

Cambia a una impresora láser si imprimes mucho volumen

Si necesitas imprimir mucho volumen de documentos y fundamentalmente de texto, te recomendamos que elijas una impresora láser, ya que pueden imprimir mucho más rápido. Además, los cartuchos de tóner (los que emplean este tipo de impresoras), aunque cuesten más que los de tinta, tienen capacidad para imprimir más hojas y se desaprovechan menos.

Optimiza los textos antes de imprimir

Algunos aspectos como la tipografía utilizada, el tamaño de fuente o el interlineado influyen en el consumo de consumibles.

Para ahorrar en tóner, tinta y papel se recomienda reducir la fuente al mínimo que necesitemos para que la lectura sea cómoda. Y con respecto a las fuentes, algunas como Cooper Black o Impact se caracterizan por tener un aspecto de “negrita”, por lo que se necesita más tinta para su impresión, así que mejor evítalas. También ocurre algo parecido con Comic Sans o Helvetica: son fuentes que consumen más tinta que el resto. Por el contrario, las tipografías que menos tinta o tóner gastan serían Times New Roman, Garamond, Century Gothic, Verdana y Calibri.

¿Quieres ahorrar todavía más en tus consumibles para impresoras? Además de seguir estos trucos, ahora en Oligal te ofrecemos un 20% de descuento en tóner y papel. ¡No dejes pasar esta oportunidad y visítanos para que te asesoremos sobre cuáles son los consumibles que mejor encajan con tu negocio!